Procedimientos de cirugía arterial endovasculares en la Clínica Bofill.

13 de octubre de 2021 · Dr. Corominas Macías, August

De izquierda a derecha: Dr. Albert Brillas, Sra. Sonia Soler, Dr. Xavier March y Dr. August Corominas.
De izquierda a derecha: Dr. Albert Brillas, Sra. Sonia Soler, Dr. Xavier March y Dr. August Corominas.

Los doctores cirujanos vasculares August Corominas y Albert Brillas, en equipo con el Dr. Xavier March de Anestesiología, y asistidos por Sonia Soler (DUE), han iniciado este último trimestre en la Clínica Bofill el programa de cirugía arterial endovascular, realizando los tres primeros casos de colocación de stent (endoprótesis vascular)  a arterias obliteradas de miembros inferiores.

El arteriopatía crónica de miembros inferiores es una patología frecuente que comporta la oclusión de la luz de los vasos arteriales por depósito de placas de ateroma con el consiguiente déficit de llegada de sangre a los tejidos. Esto comporta dolor en las piernas al andar que obligan el paciente a pararse (claudicación intermitente) y puede llegar, en los casos más graves y evolucionados, a la presentación del dolor, incluso, en estado de reposo o a la aparición de úlceras y/o gangrenas.

El tratamiento de esta patología se basa en la combinación de tratamiento médico, con corrección de hábitos o factores de riesgo cardiovascular, con tratamientos quirúrgicos. Dentro de este campo existe la posibilidad de realizar bypasses o técnicas de reapertura de luz arterial por vía abierta (de las cuales ya anunciamos la realización del primero by-pass femoropoplitis realizado a Clínica Bofill por parte de este mismo equipo) así como la realización de las llamadas técnicas endovasculares.

Las técnicas endovasculares se basan en la punción de una arteria (generalmente femoral) y la reapertura mediante guías y catéteres de las obstrucciones al paso de flujo sanguíneo. La dilatación se realiza mediante balones hinchables una vez situados en la lesión, mientras que para evitar que se vuelvan a cerrar de forma inmediata, puede ser necesario la implantación de un stent, malla metálica que mantiene la forma lograda mediante la reapertura hecha con el balón.

Si bien estas técnicas no son nuevas (los primeros casos de angioplastias datan de las décadas de los años 80 y 90), la realización de las mismas no se podía hacer en todos los ámbitos a causa de la complejidad estructural y logística que comportan. En general quedaban hasta ahora restringidas en centros hospitalarios de alto nivel o a centros no públicos con alta dotación tecnológica, pero dada la mejora de infraestructura tecnológica y reformas estructurales a salas quirúrgicas que se ha realizado en la clínica los últimos años, así como la profesionalidad del personal implicado, han permitido la implementación de estas técnicas en la Clínica Bofill, pudiendo así ofrecer un nuevo abanico terapéutico en la existente cartera de servicios.